31 dic. 2007

Yo tambien te quiero



Gracias a la amiga Melissa llego este video a mis manitas, ja ja ja, dedicado a mi buen amigo Julián y claro en parte a mí mismo, el video es más que claro en su temática, si bien trata un misterio que para muchos de nosotros permanecerá tal vez sin explicación por mucho tiempo, podríamos pensar que tiene que ver con la genética humana, donde la biología le dice a la mujer que busque los genes del fuerte, podríamos darle una explicación psicológica, donde la mujer busca el reflejo de su propio padre atreves del complejo de Elektra, la verdad no importa mucha son cosas que pasan y punto, ya solo queda disfrutar de buenas obras como esta, y cabe decir que no es propio solamente del genero femenino, hay hombres sin duda que se enamoran siempre de la persona equivocada, el protagonista del video podria ser un ejmplo, esto es mas bien naturaleza humana, donde el desorden trabaja sobre una apariencia de orden ja ja ja, y bueno, me pareció perfecto para engalanar además mi nueva obra, un poema titulado La Princesa Perdida, sin más, denle a leer mas.

P.D.
Busco al valiente que me venza en el Scrabble ja ja ja, no se crean, no se crean el Jose y el Rebelde fueron grandes contrincantes….Losers ¬_¬ je je je ^_^



La Princesa Pérdida
Por: Manuel Jesrrel Martínez rivera

Libre, brillante, y desquiciada
Cual hojarasca en la hondonada
Gritas y lloras, en ecos rasgados de tu alma condenada

Me envuelvo en sensaciones de consuelo y palabras sin fundamento
La realidad da un vuelco, perdida en acertijos, que vuelven el sinsentido
mi único consorte, en un viaje por miles recorrido y por ninguno comprendido.

Miras atreves de cristales brillantes, de colores cambiantes envueltos en el llanto de recuerdos vivos en la estela del presente y del mañana, miras a sombras perdidas hace tiempo ya marchitas, miras ,pero no ves, miras desde el balcón en la cornisa de tus pesares.

Baja, te invito, el sol brilla tranquilo para aquel que desea recibir su brillo, desempaña esas gemas del alma, malbaratadas por la suerte del infame, baja y acompaña mi alma, mira al fin princesa perdida, y con suerte, tal vez me mires a mi.

17 dic. 2007

Poemas -Archivo Perdido-


Titulo de la Pintura: Mujer con los brazos levantados
Autor: Pablo Picasso








Canción:Preludio No 1
Autor: Jhoan Sebastian Bach


Bueno a petición del amigo José (el mejor Fenris que haiga visto,...¬_¬ hasta que se volvió loco ja ja ja), quien dice no tuvo la oportunidad de ver mi sitio anterior, rescate varios poemas de mis archivos perdidos que publique en ese antiguo blog (lamentablemente no guarde todos), aquí dejo algunos, para la remembranza, si encuentro algunos otros los publicare al igual que estos, leyéndolos hoy, creo que cualquiera podría tacharme de gótico o emo o algo asi ja ja ja, ps nel soy un tipo común y corriente (mas corriente que común ja jaja), la mayoria son poemas medio depresivos pero les dejo al final uno romanticon para que no digan.


Sobre la pintura que engalana este post, pues es del huevon de Picasso, que por su misma hueva se invento este estilo todo bizarro, ja ja ja no se crean, Picasso era genial, este en especial me gusto para ponerla de ilustración a este post, porque me parece ejemplifica, para mí, gráficamente los líos emocionales en los que muchas veces nos metemos, a veces vamos por ahí en pose de victimas y adelitas, dejamos que el mundo se distorsione a nuestro alrededor de manera negativa, mas por gusto que por otra cosa, alienados en nuestro insufrible llanto, por puro egoísmo muchas veces, con respecto a la musica, es el preludio No 1 de otro gran genio de la historia, Jhoan Sebastian Bach, sin más pues, denle en leer mas, para acceder a la lectura de este archivo del recuerdo.


Materia humana
Por: Manuel jesrrel Martínez Rivera

¿A dónde van los sentimientos?
Perdidos entre añoranzas vanas al galope de un latido
Buscando al fin escapar de sueños heridos y ecos vacíos
Descansa en paz dulce corazón, escapa al fin triste mártir maldito

¿Y entonces a donde vamos?
Con los ojos cerrados tentamos a ciegas deseando encontrar la realidad ajena
Paredes se elevan, pasillos se cierran y solo al final nuestra mente vuela
Escapa perdida, inocente e ilusa, ahogada en alcohol y risas insulsas

¿Y que queda al final?
Solo el frió amanecer de la verdad negada, réquiem solitario de una rosa mancillada en lagrimas de sangre y labios resecos del elixir de la noche eterna.

Dioses eternos no lloren por mi, criatura mas vil no pudo existir…


Viento
Por: Manuel jesrrel Martínez Rivera

El viento acaricia mi rostro…
Cierro mis ojos y en la distancia escucho tu voz
Tu risa suave y sincera flota en mi pensamiento
Ajena y distante…siempre tan distante

Una luz brota en mi pecho, alegre e inocente, no sabe
que su destino es solo la muerte

Abro los ojos, y el viento sigue aquí, tu cariñosa brisa pareciera comprenderme
¿Por qué no te vas viento?

Volteo mi mirada y ahí estas, alegre y despreocupada
Tu sonrisa me ilumina, ajena y distante…siempre tan distante

Esto esta bien, me digo en un susurro, es como debiera ser
esbozo una pálida sonrisa y alejo mi mirar, de nuevo soplas viento
soplas fuerte y sin reparo, cierro mis ojos y acaricias mi rostro…


PAJARO ESTUPIDO
Por: Manuel J. Martínez Rivera

Y aquí estas otra ves…
Picoteando emocionado por volverla a ver
Abro mi ventana y te dejo entrar
Tu imagen en mi espejo te espera como siempre
Pájaro estupido, ¿es que no entiendes?

Recuerdo aquel primer día en que la conociste
Sumido en tu ignorancia nunca comprendiste
Que aquello que tus amas simplemente no existe

Pero aquí estas Pájaro estúpido, revoloteando otra vez
Juegas y la buscas y ella te golpea una y otra ves
Vuelas a mi ventana y la esperas ahí, Pájaro estúpido, ella nunca vuela a ti.
Te vas entonces y lo intentas otro día, hoy Pájaro estúpido…
Hoy era tu día.

¿En que pensabas, es que acaso dolió? Pájaro estúpido volaste presto y veloz
En un último impacto tu amor se envolvió ¿Qué sentiste pájaro estúpido antes de caer?
¿Es que al final acaso comprendiste, que de rojo carmesí una ilusión bendeciste?
Ahora yaces tendido e inmóvil, sobre un manto de fresco escarlata, descansa en paz pájaro estúpido, surca ese cielo que alguna vez fue tuyo, roto y manchado mi espejo me dejas… Triste lección que en tu muerte me enseñas.


LA ETERNA AMANTE
Por: Manuel Jesrrel Martínez Rivera

Hoy me hablaste de nuevo, me susurraste cual amante tierna al oído
Sentí tu abrazo envolverme llena de deseos por poseerme
Tus labios rozaron los míos con la promesa de un beso
Haces que me pierda en ti y ya nada mas importa solo puedo sentirte a ti,
mi compañera eterna.

Malagradecido, haces que piense de mi mismo, tantas veces e intentado despreciarte, pero tu siempre me esperas con los brazos abiertos, la soledad, mi dulce soledad, te prendes de mi sabiendo que solo a ti puedo tenerte, te ríes de mis vanos intentos por dejarte , quiero maldecirte, quisiera destruirte, pero no se puede negar el destino.

Me matas con tu abrazo, me extingues con tu beso, dulce amante maldita, pago el precio de tu amor con sueños y esperanzas, mi vida es tu moneda de cambio, candida y sensual me sonríes de nuevo, dices comprenderme, dices ser la única en amarme, me maldigo por creerte, me maldigo por aceptarte, ya no hay remedio para mi, hoy y por siempre tuyo

Camino
por: Manuel J. Martínez Rivera

La tarde llega, el mundo se tiñe de ocre, y poco apoco los colores empiezan a morir.
El gris llega al mundo mientras lo hace la noche, camino en silencio entre sombras y matices muertos, envuelto solo en la luz artificial del mundo moderno.

Camino sabiendo que las estrellas son incapaces de alcanzarme con su estela, brillan pérdidas entre estas luces de decepción. Camino, camino en silencio.

Camino sabiendo a donde voy, pero nunca sabiendo mi destino, perdido por siempre entre un mar de gente. Camino, camino vacío y en silencio.

Camino sintiendo algo en mi pecho, una lágrima ahogada en el mar de mis decepciones, camino en una noche fría de noviembre mientras el viento me habla de ti, me susurra un pensamiento y en el dibujo tú nombre.

Camino mientras las hojas, cansadas y rendidas, caen escoltando mi paso mientras le dicen adiós al otoño, el invierno a llegado, pero en verdad nunca se ha ido, siempre entre hojas muertas, siempre en invierno caminando en silencio.

Camino extrañándote mientras la lluvia me envuelve con su llanto, no intento correr, su nostalgia me envuelve y me conmueve, siempre lloviendo, siempre en llanto, camino en silencio.


Poema del tonto enamorado
Por: Manuel J. Martínez Rivera

¿Quién soy para negar lo que siente mi corazón? Cuando simplemente haces que el sol brille con fervor, cuando incluso tu recuerdo arrastra consigo una ilusión, espejismo de felicidad y esperanzas lanzadas al azar, pues tonto, tonto me dice la razón.

¿Qué puedo hacer? Cuando mi rostro me traiciona al traerte al pensamiento, cuando el hablar olvida la razón y solo puede valerse del corazón, aunque este de palabras no sepa nada, ¿Qué puedo hacer? Cuando crees y vives los espejismos pero nunca las verdades, y vives intentando aferrarte a una ilusión, tonto, tonto me dice la razón.

Perdido en el mar de tus virtudes, navego ciego y desvalido, aspirando solo a una sonrisa, aspirando a que algún día termine la travesía, distante y peligrosa, efímera y fugaz, eres mi isla prohibida, mi tierra prometida, ciego y desvalido, así es mi andar perdido en tu mirar, tonto, tonto, tonto me grita la razón, ¿Tonto?, pues eso soy yo.




16 dic. 2007

LA TRIADA


Foto:El Silencio.
Autor: Manuel Jesrrel Martínez Rivera








Canción:Child in Time
Autor: Deep Purple


Bien comenzare por rescatar algunos proyectos que tenia abandonados, uno de ellos es este cuento corto titulado la triada, les dejo lo que he escrito hasta ahora (que desde hace mucho debí haber terminado), mi inspiración para esta historia fue el apabullante centro de Torreón, por allá en el tiempo en que no tenia auto y tenía que irme caminando del trabajo, en resumen, es una historia “mafufa” que cuenta la historia de un tipo que por azares del destino termina encontrándose con criaturas extrañas en un callejón, ¿Qué son, o que quieren? Eso esta por verse...

Ahora si preguntan por la foto de arriba, es una plaza que esta a una cuadra de mi casa y el modelo no es otro que el patán del Rebelde ja ja ja, no se crea Julio, ese día Estaba lloviendo un poco y aun así el y Julián me asistieron como “staff” y modelos en esa sesión fotográfica, sobra decirles Gracias, mmm eso me recuerda que hace un buen que no desempolvo mi cámara, sin màs, píquenle a leer mas para poder acceder a la lectura del cuento.

LA TRIADA
(Borrador 2)
Por: Manuel Jesrrel Martínez rivera
Eran las 7:30 de un día cualquiera, caminaba yo después de un largo día de trabajo, la tarde sucumbía ya los embates de la noche y el sol terminaba por ocultar su ultimo resplandor, y cual malas imitaciones, las luces de la ciudad destellaban ya su vació encanto, un viento frio comenzaba a soplar, mientras las personas apuraban su ajetreado andar, tic-tac, tic-tac dictaba el reloj, mientras un relámpago brillaba en el firmamento, anunciaba sin duda el pronto advenimiento del cielo, tic-tac, tic-tac resonaba el reloj, cansado y apurado, acelere entonces también mi paso, una pequeña gota acaricio entonces mi mano, me detuve un instante, tic-tac resonaba otra vez, -No me regala un peso-, decía una voz, -Pásele “compa” , puro producto original del Japón—cantaba otra; Luces, sonidos y plegarias, las calles resonaban y vibraban, pero perdido en mí vida, mi atención no les dirigía, molesto apure de nuevo mi paso, y las voces se perdieron de nuevo entre el mar de ruidos y desencantos, tic-tac marcaba el reloj, un paso luego el otro, miradas casuales aquí y allá, tic-tac, tic-tac, no dejaba de sonar, una vuelta aquí y otra por allá, pronto habría de llegar, pero entonces, algo sucedió, una vuelta errada o jugarreta del destino, a calles oscuras mi paso llego , el ruido, la luz y barullo de la calle ahora estaba lejos, antes molesto ahora solo ansiaba oírlo resonar de nuevo, tic-tac solo se escuchaba en el silencio.

Paso a paso, di la vuelta para salir de aquel lugar, mi corazón cual bestia acongojada batía ya mi pecho en son de retirada, y mi mente, figuras extrañas en las sombras dibujaba, otro relámpago partía el cielo, su luz desvelo lo que me jure debía ser producto de mi imaginación, algo, algo en esa oscuridad se ocultaba, apura, apura, apura, decía mi pecho sin censura, envuelto en ese silencio enmarcado por el sonido de mis miedos, tic-tac sonaba el reloj, tic-tac otro relámpago cayo, ¿y dónde estaba el trueno? Mi mente se pregunto, tic-tac otro relámpago brillo y en medio del silencio igualmente desapareció, una vuelta aquí otra vuelta allá, a ningún lado parecía llegar, algo, algo estaba tras de mí, la luz de un arbotante iluminaba mis miedos a lo lejos, apura, apura, gritaba mi pecho, triste verdad que la luz atosigo mis ansias pero lejos estaba del consuelo, pues otra calle sin salida, aguardaba a la vuelta de la esquina, los ojos del “candidato del pueblo” me veían mientras me sonreía estúpidamente el cartelón en la pared, al otro lado, la luz de la ciudad, su sonido, su esperanza, tic-tac sonaba el maldito reloj, di media vuelta y grite a la impotencia --¡¿Qué quieres?!— rompiendo el asfixio del silencio cual mil estampidas entonces su sonido llego, furioso y despiadado, su rugido enmudeció mi voz ya ahora sin sustento ni valor, luego, cual embustero, el silencio regreso, tap-tap-tap, empezó a sonar, las gotas de lluvia empezaban a caer con más frecuencia, el ruido del papel, el cartón y el concreto golpeados por la lluvia empezó a envolver el lugar, y algo más, una voz entonces surgió de entre las sombras, distorsionada y profunda cual heraldo del trueno mismo.

--¿y cuando eso te ha importado?, voces antes consejo ahora se han convertido en lamentos perdidos, y tú, en pérfido hipócrita te has convertido, ególatra incansable, arquitecto de mil sueños absurdos, ¿Cuándo te ha importado?—

La lluvia arrecio, y el mundo se convirtió entonces en una sombra detrás de una cortina brumosa, bajo el sonido de la lluvia y las sombras de la noche, el agua corría por todo mi cuerpo, helada y constante, temblaba, pero no era por frio, mi boca, mis manos, mis rodillas, mi estomago, mi cuerpo era mi propio laberinto, un paso luego otro, un paso luego otro, me decía sin cesar, inconsciente que mis piernas ya no seguían mi voluntad, sin percatarme me movía, el suelo dejo mis pies y el mundo pareció entonces, desvanecerse un momento al sentir un golpe frio sobre mi rostro, el efímero tiempo parecía escurrirse de la realidad, mientras todo parecía detenerse, lleve pesadamente mi mano al rostro y una fulgurante blancura cubria mi visión mientras un carmesí se dibujo en mis manos un instante antes de ser lavado por la torrencial lluvia, el mundo perdía su eje, mientras mi cuerpo adolorido intentaba sostenerse, tic.tac, sonaba el reloj, un grito pareció salir de mi garganta, carente de sonido empapado de desesperanza.

Un segundo trueno su estruendo rugió, mi cuerpo, desmantelado entre el agua, la basura, y mi miedo, la luz del arbotante brillaba sobre mí, mis manos alcanzaron el frio metal mientras mis piernas recordaban como andar, me di la vuelta para intentar correr, esta vez lo lograría, una pared no me detendría, un paso luego otro, un paso luego otro, una mano delgada entonces sujeto la mía, mi mano libre cual serpiente se enrosco en un golpe instintivo, húmeda y débil sentí sus dedos deslizarse de mi mano, de frente al fin se postro, la pálida luz del arbotante su ser ilumino, parecía ser una mujer, delgada y débil, su maquillaje escurrido trazaba líneas de suciedad que surcaban en su rostro las pinceladas del olvido y del odio, descalza con los pies magullados y sangrantes entonaban con un camisón desecho y sucio que apenas si ocultaba la piel pegada a los huesos, largas trazas de cabello recorrían su cabeza faltante en partes y escasa en otras, sus ojos inyectados de amaranto, abiertos intensamente me miraban fria y directamente, estupefacto jamas note sus sus brazos delgados y famélicos extenderse a través de mi cuello, uñas negras y rotas me aferraron con una fuerza que no parecia acentuar con su apariencia, dominado y perdido unos labios oscuros se abalanzaron sobre mi, delgados y resecos se abrieron liberando sombras, susurros y lamentos, sonaban a mis adentros como una sonata salida del mismo infierno, indescifrables y perversos, con nesecidad mis manos liberaron sus brazos de mi cuerpo, ¿que era ese espectro? pues su carne parecía caerse en jirones negros entre mis dedos, me miro y de nuevo hablo.

--¡Mírame, y mírame bien, esta es tu creación, en una abominación me has convertido, aborto de tus males y pesares, reflejo torcido de lo que pude ser, torturas, furia, blasfemias y vilezas fue mi alimento, ¡Mírame hipócrita, mírame!--

El miedo volvió a apoderarse de mí, y en medio del pánico comencé a arrastrarme en dirección contraria a esa voz y presencia, la pared estaba a unos cuantos metros, un último esfuerzo me pondría al fin a salvo de esta locura, tic-tac sonaba el maldito reloj, tic-tac, tic-tac, solo en eso podia penssar, entonces el cielo se ilumino nuevamente, la sonrisa del candidato del pueblo desaparecía frente a mi ante el fulgor del rayo, antes de que mi visión se aclarara la primera voz resurgió de entre las sombras, --Huyes de nuevo hipócrita, huyes de nuevo, tic-tac, tic-tac el tiempo se te está yendo— cuando volví mi mirada de nuevo
Continuara…

13 dic. 2007

Estamos de Regreso

Foto sin titulo
Autor:Yo mero una noche sin quehacer en el cuartel









Cancion: Nessun dorma (que nadie duerma)aria del acto final de la ópera Turandot
Autor: Giacomo Puccini
Interprete: Andrea Bocelli



Hola y un gusto saludarlos, hace tiempo me retire de esto de publicar cosas en la internet por distintas razones tanto emocionales como personales, sin embargo creo que ya es tiempo de regresar y plasmar de nuevo todas esas ideas “mafufas” que de repente me dan por escribir, si son algunos de los que leían mi anterior espacio (el rincón torcido del Jez) les agradezco que se hayan tomado la molestia de volver a leerme de nuevo, se que a varios no les pareció lo abrupto del cierre de mi otro sitio (que ya va para un año de ello) y si tal vez fue un poco impulsivo pero como dije antes ese sitio, en ese momento, era ya más un monumento a mi tristeza que otra cosa, sin más preámbulo y explicaciones les dejo una de mis más recientes obras, notaran que no e cambiado mi manera de escribir je je je en fin aquí se las dejo y muchas gracias al que este leyendo.


El PEREGRINO y LA MUERTE

por: Manuel Jesrrel Martinez Rivera

Otra noche en vela plagado de esta locura enferma. ¿Qué te a poseído, triste peregrino, que la luz ya no ilumina tu camino?

¡Calla, Calla, susurro de la nada! , ¿Tu que puedes saber lo que acongojan mis noches? El fin exiliado de un dulce y noble suspiro, que ahora no ve, más que el fin del camino, si el consuelo es tu propósito, sea sabido que cae en brazos rotos sobre un infinito vacio.

El infinito es mi consorte y el fin de los caminos mi orgulloso nombre, lo has gritado a la estela de la noche, triste peregrino, ¿Qué locura entonces, te a consumido? Patética criatura, ¿así sellas tu destino? Otra noche en vela, sumido en el retrato de aquello que te enferma.

Trastornado, desquiciado, perdido con pasión y un buen vino, sea ese mi camino, bajo el candor del fuego de las mil lagrimas y el llanto del joven fugitivo, sea el velo gris de la verdad, aquello que marque mi pesar, mas no de aquel lugar por donde e de volar. ¡Lárgate! ¡Lárgate y no vuelvas más!

Amor es entonces tu locura, triste peregrino, mente sin concilio, seas tú doblemente maldito, marchita ya tu duelo y acepta mi consuelo, cansado estoy ya de tu infinito aquejo, llamas mi nombre noche tras noche sin embargo siempre me dejas al borde, cual infame anfitrión me dejas tocando a tu puerta con tus lagrimas como mi respuesta.

Sean los años, meses y días mis testigos, algún día iré contigo, pero no en esta hora ni minuto del día viejo amigo, brinda con mis lagrimas y yo con el vino, recibamos la mañana y con ella tal vez la calma…



FIN