12 mar. 2010

Pienso


 Ilustracion: Alicia en el pais de las Maravillas






Cancion: El cantar de la luna oscura
Autor: Mago de Oz



Bien, no sé si es porque acabo de leer Cumbres Borrascosas de Emily Bronte, cuya temática es bastante deprimente, o que simplemente me dio un ataquito de existencialismo fatalista (muy comunes en mi ja ja ja), pero termine escribiendo una mini crónica medio curiosa que más abajo en esta entrada les presento titulada Pienso, pero antes dejen les platico que fui a ver la de Alicia en el país de las maravillas, y aunque fue agradable que no fuera un remake del original como pesaba originalmente, no pude si no pensar al final que la película debió llamarse: Alicia en el país del Dungeons & Dragons, ja ja ja, no les diré porque si no la han visto, pero si puedo decirles que la película es bastante acelerada, con personajes muy unilaterales que decantan simplicidad en sus líneas, muy acorde a las necesidades de una película clasificación A que trae a la vida un clásico infantil, pero eso no quiere decir que sea malo, al contrario, dada la simplicidad de los personajes se generan dinámicas satíricas en la figura de los mismos muy entretenidas, como la reina blanca por ejemplo, que fue mi personaje favorito de la película, ella siempre intentando estar en el papel de la muñequita de porcelana, toda buena y noble a pesar de las situaciones que la rodearan, pero no diré más, véanla, no es una película excelente pero si muy entretenida.



PIENSO
Por Manuel Jesrrel Martínez Rivera.

El sol entra de lleno por el cristal de mi ventana, somnoliento, observo mi mano abrirse y cerrarse, cubriendo mis ojos de los cegadores rayos, mientras el claroscuro de mis dedos se mueven lentamente frente a mi, pienso y pienso, tortuoso martirio, pues arto estoy de pensar y pensar.

Pienso y pienso, y el mundo se detiene mientras mi existencia se aleja poco a poco de la realidad que la rodea, el sol brilla, el mundo vibra, pero mi mente se aleja a hurtadillas, oigo así las risotadas de un niño, el trinar de las aves, el barullo del camino, pero no son mías, no son nada, mi mente se niega a concederles morada, me exilia perdida en susurros inútiles, presas de insomnes retozos, y sin darme cuenta ¡Ho, mente traicionera! ¿Cuándo te volviste mi enemiga entera? Me llenas de dudas y a veces pienso que pierdo la cordura.

Pronto el sol se ha ido, y ni en sombras encuentro un concilio, ¡Ho luna, luna, consuela a tus hijos! Es aquello que pido, pero mente maldita, tu burla cala en mi espina, pues la noche pareciera ser la flor de tu vida, antes somnolienta, ahora embates con renovadas fuerzas, pienso y pienso, y la vida se va en un entrecejo, hoy es lunes, mañana jueves, de repente es domingo y luego martes, hoy veo una sonrisa, mañana una cara acongojada que luego se pierde bailando en la nada, loco, loco, eso es lo que soy, loco, loco, no, mente mía, no me guardes rencor.

Corre el alcohol dentro de un vaso, hasta que bebo su ultimo encanto, primero uno, luego tres pronto son diez, poco a poco te callas dejando libre mi alma, abrazo así esa horrenda tonada que tanto me decías despreciabas, ahora sin tu voz la bailo con fervor y rio con furor, ¿Por qué no te callas siempre? Cierro mis ojos ansiosos de descansar, no tardan en negarse a reaccionar, entonces siento llegar la calma mientras viajo sobre un vacio y todo poco a poco comienza a desaparecer, ojala y te callaras, ojala y te callaras para siempre.

FIN