27 jul. 2008

EL MORIBUNDO


Foto: La Flor Muerta
Autor: Manuel Jesrrel Martínez Rivera









Cancion: Antes de que nos olviden
Autor: Caifanes



El tiempo en si parece ser un concepto definido por todos nosotros, damos por hecho su naturaleza y existencia, pero, ¿estamos plenamente seguros de lo que es?, decía San Agustín de Hipona "¿Qué es el tiempo?", una pregunta por demás desconcertante si nos ponemos a analizar que el tiempo mismo no parece tener una naturaleza definida mas allá de su abstracción como concepto en nuestras mentes, y entonces se respondió a sí mismo: "Si alguien me lo pregunta, sé lo que es. Pero si deseo explicarlo, no puedo hacerlo", entonces, ¿Qué diantres es el tiempo? Isaac Newton decía que el tiempo era algo que existía independientemente de la mente humana y los objetos materiales, que fluía por sí mismo, por el contrario el filósofo Emmanuel Kant, decía que el tiempo era una invención humana que se proyectaba sobre el universo, Einstein hablaba de la relatividad del mismo, de cómo si un objeto viajaba a mayor velocidad podía “desprenderse” del tiempo de otro objeto, en fin el tiempo es una fuerza tan inexplicable como la gravedad (que levante la mano el listo que pueda explicar la gravedad) que rige todo lo existente en el universo llevándolo de un estado A, a un estado B, y sin embargo para nuestras mentes puede llegar a ser algo tan relativo como insustancial, para nuestra mente el tiempo parece ser relativo a lo que nos gusta ja ja ja, es decir no transcurre de misma manera el tiempo cuando hacemos algo que nos gusta a algo que no nos agrada, en el primer caso el tiempo pareciera pasar más de prisa que en el segundo, nuestra mente pues es efímera del tiempo en muchos sentidos aunque nuestros cuerpos y el resto del mundo no.

El hombre pues se liga a sí mismo al tiempo, rige sus actividades bajo la observación de los fenómenos que provoca el tiempo, con la salida del sol y la luna define los días, con la posición del sol define los años, etc.

Entonces el tiempo mismo le da un orden al mundo que rodea al hombre y le permite organizar y comprender de manera más adecuada como funcionan las cosas en este mundo, esa misma concepcion del tiempo y del fin del nuetro es lo que nos hace ser seres de una naturaleza histórica, es decir, llevamos records de nuetro paso por el mundo y buscamos que estos traciendan nuestro tiempo, por naturaleza entonces buscamos dejar un legado ya que el tiempo también le provoca miedo al hombre, pues el tiempo también define, entre otras cosas, el momento de nuestra muerte o de nuestros logros, y bueno bajo ese pequeño apartado del tiempo les presento un poema que escribí titulado El Moribundo que precisamente plasma las reflexiones de un hombre sobre su tiempo y el fin de este.



La Foto.

Bueno, esta foto la tome en una vecindad abandonada en las calles de Lerdo, la reminiscencia de la toma misma inspira una nostalgia por un ayer olvidado, y los sueños que una vez abrazaron las paredes de ese lugar, con el tiempo subiré mas porque resultaba ser un lugar con una presencia propia muy interesante, por hoy conformémonos con esta y con un pequeño soneto que les traigo de “bonus” titulado Un Adios ^_^ denle a leer más.






EL MORIBUNDO

Autor: Manuel Jesrrel Matínez Rivera



El manto de los años tiende hoy su velo sobre el humor de aquello que alguna vez fueron sueños, tiempo de manto infinito, te ciernes hoy como enemigo en este mi exilio.

¿Dónde estabas amigo? Cuando cantaba en voces de tristeza.
¿Dónde estabas amor? Cuando soñaba en días claros sumido en la penumbra.
¿Dónde estabas dios? Cuando bailaba en pies descalzos sobre realidades y verdades.

No, no reclamo nada, de orgullo sacie mi delirio, con lágrimas y risas forje mi camino, y con cicatrices teñí mi destino, felicidades y penas tocaron a mi puerta y con gusto a todas les serví la cena, pero o sueños míos, pocos compartieron el vino conmigo.

Que días, cuando cantaba, soñaba y bailaba la alabanza del alba, cuando la música desbordaba en mis oídos la sonata de la esperanza y un mejor mañana y el corazón rugía con el aria del loco, perdido en su propio esbozo.

Tiempo maldito, tu abrazo se cierne en mi espalda cual cruz engarzada, tu manto frio se lleva mis dolores contigo, la luz se apaga mientras tiembla mi alma, se que hice mucho pero mi corazón me dice que no hice nada, sonrió tranquilo, la verdad, ya no importa nada.


BONUS ^_^ Este pequeño poema también pueden encontrarlo en mi metroflog http://www.metroflog.com/Vindikator

UN ADIOS
Cual triste remedo yaces flor abandonada, de tus hermosos pétalos ya no queda nada, dulce aroma hoy extinguido porque un día nadie supo darte cariño, perdona flor mi tristeza, que hoy, si no es mi cariño, que al menos mis lagrimas arrullen tu alma, adiós bella flor que al mundo diste tu brillo, tu aroma y color viajaran hoy siempre conmigo, allá a donde me lleve el camino.